LAS DEFICIENCIAS AUDITIVAS, su examen y corrección

   
  Los trastornos de la audición son compartidos por el 10% de la población. Algunas personas nacen ya con una pérdida auditiva, otras la adquieren durante su vida a causa de enfermedades o de la exposición a ruidos muy fuertes.
  En los adultos, la mayoría de las pérdidas auditivas están relacionadas con el natural proceso de envejecimiento.
 

La reducción de la capacidad auditiva con el paso de los años es un fenómeno natural que, antes o después, nos afecta a todos en la vida, independientemente de la causa que lo haya originado.

Casi siempre el verdadero problema no es la pérdida auditiva en si misma, sino la falta de información acerca de las posibilidades de solucionar con éxito el problema auditivo con un adecuado tratamiento médico o con un buen audífono y una buena rehabilitación.

 
 
  COMO FUNCIONA NUESTRO OÍDO
 

El oído humano es extremadamente sensible a una gran variedad de ondas sonoras , que el oído, nuestro sistema nervioso y el cerebro transforman en lo que percibimos como sonido.

Las razones por las cuales nuestra capacidad de audición disminuye pueden ser múltiples. El oído es un instrumento delicado, puede romperse o simplemente envejecer.

Nuestro oído está compuesto por tres partes:
•  El oído externo
•  El oído medio
•  El oído interno

   
 

La parte del oído externo está compuesta por el pabellón auricular (1) y el conducto auditivo (2). Desde el pabellón auricular el sonido entra al conducto auditivo que protege el tímpano y sube la intensidad de algunos tonos importantes para la comprensión de la conversación.

Dentro del oído medio están el tímpano (8) y la cadena de huesecillos. El tímpano es muy sensible a las vibraciones de los sonidos, los transmite a tres delicados huesecillos, que son el martillo (3), yunque (4) y estribo (5). Los huesecillos amplifican e intensifican el sonido y a través de la platina del estribo, entra en la cóclea o caracol.

Cuando estas vibraciones del sonido son transmitidas a la cóclea o caracol (7) en el oído interno, accionan las células ciliadas, que transforman las vibraciones en impulsos nerviosos recogidos por el nervio auditivo y enviados al cerebro.

  CAUSAS QUE PROVOCAN LA PÉRDIDA DE OÍDO
 

En las tres partes que hemos dicho anteriormente que está dividido el oído, pueden existir diferentes causas que dañen cualquiera de ellas. No vamos a pormenorizar todas, pero si las de más incidencia y por tanto de mayor importancia.

- Una causa de las mas corrientes que produce una pérdida auditiva y que se corrige de inmediato es un tapón de cerumen localizado en el conducto auditivo. El tapón de cerumen, causa una obstrucción del paso del sonido hasta el tímpano y por tanto una pérdida auditiva.

- Otra de las causas conocidas como pérdida de transmisión, es la perforación timpánica o los huesecillos defectuosos o dañados.

- El oído interno es muy frágil. Está formado por múltiples elementos que pueden dañarse. Por ejemplo, la larga exposición a sonidos muy fuertes puede dañar las células ciliadas, con lo que el sonido no puede ser convertido en impulso nervioso y transmitido al cerebro. Las enfermedades, los virus, las infecciones pueden dañar el oído interno, como ocurre durante el proceso de envejecimiento.
Las células ciliadas pueden deteriorarse al igual que las fibras nerviosas se deterioran, de manera que la señal no alcanza el cerebro. Los médicos denominan a este tipo de problema pérdida auditiva neurosensorial. La pérdida auditiva neurosensorial afecta a nuestra capacidad de percibir sonidos y distinguirlos, por lo que por ejemplo, las palabras de una conversación pueden resultar de difícil comprensión.

Las pérdidas de audición causadas por trastornos neurosensoriales y de transmisión, se denominan pérdidas mixtas.

  EL EXAMEN AUDITIVO
 

Independientemente de la naturaleza de la pérdida auditiva, el audioprotesista, a través de una revisión meticulosa e indolora, será capaz de diagnosticarle y aconsejarle la mejor solución a su problema.
Es conveniente que conozcan las funciones del Audioprotesista para exigir un trabajo correcto.

La adaptación de audífonos es un proceso individual, realizado por un Audioprotesista y que consta de:

•  Examen Auditivo:
Le realizará algunas preguntas sobre su audición y estado general.
Le examinarán los oídos y le efectuaran una audiometría, que consiste en medir sus umbrales auditivos y su capacidad para diferenciar palabras a diferentes intensidades.

 

 

•  Toma de impresiones:
Por medio de una pasta, realizaran una copia de cómo es su conducto auditivo.

•  Decisión sobre el tipo de audífono a utilizar:
Su audioprotesista decidirá las características técnicas que deben tener sus audífonos para corregir la deficiencia auditiva, una vez evaluados los dos puntos anteriores. Si fuera necesario, le recomendaría que visitara a un médico otorrino.
Cuando su deficiencia auditiva se pueda corregir con audífonos de diferentes tipos, que después comentaremos, le informará de ello y decidirán de forma conjunta.

•  Regulación de los audífonos:
El audífono elegido será regulado por el audioprotesista para que se ajuste exactamente a sus necesidades y comprobará que efectivamente esta proporcionando la amplificación que Ud. necesita. Esta operación se realiza a veces en varias ocasiones, hasta que se ajuste perfectamente a sus necesidades.

•  Plan de adaptación:
La primera vez que se utiliza un audífono se oye de forma extraña, diferente al recuerdo que se tiene de cuando se oía normal. La voz propia suena rara, parece venir de fuera. Esto es normal, ya que los audífono no amplifican igual los sonidos y, normalmente, necesitan más amplificación aquellos sonidos que se llevan más tiempo sin oír y eso puede parecer extraño al principio. El audioprotesista le indicará, cómo y cuándo debe utilizar sus audífonos para que, de forma progresiva, vuelva a percibir los sonidos que ya no oía con claridad.

•  Revisiones:
La audición es un proceso dinámico que sufre un desgaste progresivo. Para que su audioprotesista pueda adaptarle las características de los audífonos a su pérdida auditiva, Ud. debe seguir el calendario de revisiones que le hayan indicado.

  AYUDA AUDITIVA - AUDIFONOS Y SUS TIPOS
 

Las soluciones auditivas han variado a lo largo de los años, así como también el nombre de los mismos, habrán oído el nombre de trompetilla, aparato para sordos, sonotones, hasta hace una década que comenzaron a llamarlos audífonos.
Esta palabra, en la actualidad, está recogida por el Diccionario de la Real Academia de la Lengua.

Dentro de los audífonos podemos distinguir varios tipos:

   
 

•  Audífonos de cordón:
Estos audífonos están prácticamente en desuso, ya que la tecnología ha miniaturizado todos los componentes, y para la misma ganancia, nos permite alojar estos componentes en espacios más pequeños.

•  Audífonos retroauriculares:
Estos son los que van detrás de la oreja, y llevan un molde que se inserta en el conducto auditivo para conducir el sonido recogido por el audífono dentro de nuestro oído.

•  Audífonos a medida:
Estos son los audífonos que van introducidos dentro del oído y que aparecieron hace ya dos décadas. Dentro de estos y según ha ido evolucionando la tecnología, se han hecho cada vez más pequeños y ocultos, al tiempo que también han ido proporcionando una mayor claridad de sonido:
-

 
 

•  TODO EN LA CONCHA:
Como su nombre indica están alojados en el conducto auditivo y la concha.
Estos fueron los primeros en aparecer.

•  TODO EN EL CANAL:
Son muy discretos y casi imperceptibles a los ojos de los demás. Son muy confortables y hay una gran gama de circuitos disponibles:
Automáticos, Adaptativos, de tecnología digital, etc.

•  MINI CANAL:
Un poco más pequeño que el anterior y con las mismas ventajas.

 
 

•  COMPLETAMENTE INSERTADO EN EL CONDUCTO AUDITIVO C.I.C.:
Estos audífonos están alojados en el interior del conducto auditivo, son lo último en tecnología y proporcionan las siguientes ventajas sobre otro tipo de audífonos:

- Estética (nadie sabrá que lo lleva si Ud. no lo dice.)
- Mejora la comprensión de la palabra (al estar alojado muy cerca del tímpano).
- Sensación de confortabilidad y naturalidad
- Calidad sonora sin distorsión
- Localización del sonido
- 100% automático y adaptativo a diferentes ambientes sonoros.

  MITOS SOBRE LA AUDICION
 

•  Si una persona no oye bien, probablemente esté afectada por la vejez prematura.
ESTO ES FALSO. Las pérdidas de audición son producidas por múltiples causas que no tienen nada que ver con la vejez. Sin embargo, si no se acude a un especialista, el trastorno puede originar problemas de comunicación y aislamiento social.

•  Los trastornos auditivos afectan solamente a ancianos.
Esto es como decir que los trastornos visuales afectan solamente a ancianos.
FALSO. Más de la mitad de los que padecen pérdidas auditivas tienen menos de 65 años. Más del 10% de la población sufre pérdidas auditivas. Las pérdidas auditivas son muy comunes y afectan a personas de todas las edades.

   
 

•  Si eleva su tono de voz los que padecen deficiencias auditivas le oirán mejor.
FALSO, en realidad, las conversaciones en un tono alto pueden resultar molestas y a veces hasta dolorosas. Levantar la voz no hace más claros los sonidos. Llegan distorsionados al cerebro y probablemente la situación de escucha empeora.

•  Voy a perder más oído si uso audífonos.
NO. La utilización de audífonos adecuados no produce pérdida auditiva. Es normal perder audición con el tiempo, use o no audífonos. Por el contrario, no corregir las deficiencias de audición favorece la pérdida de discriminación del lenguaje que puede llegar a ser irreversible.

•  La mayor parte de las pérdidas auditivas pueden solucionarse con un buen audífono.
VERDADERO. Actualmente los audífonos son muy sofisticados. Más compactos y potentes que nunca, pueden mejorar de manera significativa la calidad y claridad del sonido que perciben la mayoría de las personas que los usan.

  PREGUNTAS COMUNES SOBRE LOS AUDIFONOS
 

• CUANDO DEBO EMPEZAR A USAR AUDÍFONOS?
Si le han diagnosticado una deficiencia auditiva sin solución médica, no debe demorar la utilización de audífonos.

Cuando se ha permanecido mucho tiempo en silencio relativo y entendiendo mal las conversaciones, se necesita una adaptación más larga y de forma progresiva al nivel de ruido ambiente en que vivimos. Si pasamos años entendiendo mal, perdemos memoria auditiva y puede que no lleguemos a entender todo lo que oímos, aunque utilicemos audífonos.

La adaptación precoz de los mismos, acortan el periodo de adaptación, permite obtener mejores resultados en la discriminación de la palabra y facilita la adaptación de audífonos más pequeños.

Si no oye bien, decídase cuanto antes.

 

• TENGO QUE USAR UNO O DOS AUDÍFONOS?
Si los dos oídos sufren pérdida auditiva, la solución natural es utilizar dos audífonos. Con ello conseguirá mejorar la localización del sonido y la discriminación del lenguaje en ambientes ruidosos.

Nuestro cerebro está configurado para oír por los dos oídos, y sólo puede reconocer como natural la audición binaural.

• TENGO QUE UTILIZAR LOS AUDÍFONOS TODO EL DÍA?
Esto sin duda alguna dependerá de la pérdida auditiva. Si no oye nada cuando no está utilizando los audífonos, no querrá prescindir de ellos y los usará todo el día.

• TARDARÉ MUCHO EN ACOSTUMBRARME A LOS AUDÍFONOS?
La sensación que se tiene al utilizar unos audífonos por primera vez, suele ser extraña, incluso decepcionante. Los sonidos suenan diferentes a los que estamos acostumbrados, no reconocemos nuestra voz. Esto es una reacción normal.

Los audífonos amplifican proporcionalmente más los sonidos que peor oímos y a los que estamos poco acostumbrados, cuando volvemos a oírlos nos resultan fuertes y poco naturales. El audioprotesista le proporcionará un plan de adaptación que le acostumbre a utilizarlos de forma progresiva. El tiempo de adaptación dependerá del problema auditivo y del tiempo que haga que lo padece.

Al ir acostumbrándose a utilizar los audífonos, más natural le parecerá el sonido que percibe a través de ellos, y empezará a mejorar su capacidad de comunicación.

• CUÁNTO CUESTA UN AUDÍFONO?
El precio de un audífono varía en función del tipo, tamaño, prestaciones, etc. Los precios pueden oscilar desde las 300.- Euros a más de 2.300.-Euros por audífono, por lo que es imposible dar un precio, ni siquiera aproximado del audífono que puede necesitar, hasta que se conozca el tipo de problema auditivo y sus necesidades de audición.

Cuando sea posible el audioprotesista le ofrecerá diferentes alternativas, con prestaciones y precios diversos para que, de forma conjunta, decidan la solución que más se ajuste a sus necesidades y presupuesto.

• CUANTO TIEMPO DURAN LOS AUDÍFONOS?
No es posible dar una respuesta exacta.

Dependerá del cuidado y mantenimiento que preste Ud. a sus audífonos, del medio en que se desenvuelva (humedad, polvo, etc.), del número de horas que los utilice. Etc.

Normalmente la duración estimada se fija en 3 a 5 años, ya que un audífono que se ha utilizado cuatro o cinco años, aunque no haya tenido averías importantes, tiene mayores grados de distorsión en el auricular y el micrófono, lo que ocasiona audición menos clara; el número de veces que se ha actuado sobre las partes móviles (conmutador, potenciómetro, etc.) favorece la avería de las mismas y la progresiva pérdida de flexibilidad de las piezas de plástico, hace que se fisuren o partan las carcasas, portapilas, etc.

Cuando un audífono con los años de utilización indicados empieza a producir averías, suele indicar la necesidad de renovación.